martes, 23 de mayo de 2017

**Llámame Cobarde**






No temas lo entenderé he sido cobarde y aún lo soy. Preferí la seguridad

de pasar desapercibido y no ir en contra de la corriente del que dirán. He

perdido tu amor y creí ganar mi tranquilidad y ahora en el correr de los

años mi soledad me reprocha mi cobardía.

Llámame cobarde, lo tengo merecido, me lo he ganado gracias a mi cariño

a la vida segura y no querer apostar a la audacia del coraje y oír la voz de

 de mi corazón.

Y los años que no saben de demora continuaron corriendo y hoy solo y

triste en mi vejez me muerdo los codos por no haber tenido la sabiduría

que lo más importante es el amor y no el placer. Hoy con experiencia puedo asegurarte que el placer se desgastó con los años y el amor se alimenta y se

fortalece hasta transformarse en una muralla inexpugnable ante cualquier

tempestad .

Pero los años han pasado y no hay nada por hacer es por eso que te pido que

me llames cobarde por haberte dejado por un poco de falsa risa tras la máscara

ridícula de la carcajada de la vida.

Llámame cobarde, no pierdas la ocasión, pero nunca me mires a los ojos porque

solo verás lágrimas de un cobarde llorón.

Mario Beer-Sheva


“No espero nada del hombre. Pero mucho de algunos hombres”

José Narosky.-

 

sábado, 20 de mayo de 2017

**La Calesita**


**La Calesita**



El terreno abandonado lloraba;  mostrando la dejadez en los yuyos que

dejaban ver los años pasados. Solo el alambrado donde en su centro estaba  la calesita del ayer…

 Me apoyé en la puerta de entrada y como en un sueño recordé:

Pacha (¿apellido, nombre, sobrenombre? nunca nadie lo supo) en la

puerta cobrando la entrada y vigilando que todos paguen antes de elegir

el lugar. La música estridente, como llamando a los chicos, en los surcos

de algún viejo y rayado disco con la púa cansada de recorrer…

Como un huracán corríamos hacia los juegos buscando nuestro preferido.

El corcel blanco de crines de madera al viento o el avión para un pasajero,

quizás la hamaca para dos personas y algunos volar con la mariposa y los

más audaces, en los coches casi a chocar.

Todo era algarabía, todo era aventura, todo era diversión, todo amistad.

Sin miedo al futuro, creyendo que la calesita sería nuestro punto de reunión.

Y los años como una cachetada nos despertó a la realidad y nos separamos

por distintos caminos que la madurez nos llevó.

No he podido olvidar el girar y girar y con cada vuelta intentando ganar la

sortija que el “Pacha” mostraba y escondía hasta que cerca del final de la

música elegía a quien entregarlo el honor de una vuelta de más.

No he podido ni querido olvidar…

Fue ayer, justamente, que un niño me pidió una moneda para ir al “carrousell”

Le di la moneda y me puse a llorar:

¡Si hasta el nombre a mi calesita le cambiaron, para no creer!

Mario Beer-Sheva

Dedicatoria:

“La Calesita” la he escrito a pedido de un amigo.

“La Calesita” la he escrito a pedido de un gran amigo.

Para vos Osvaldo Pacciarotti te la dedico junto a un abrazo fraternal. Mario.-







  

miércoles, 10 de mayo de 2017

**Laberinto Del Sueño**






Cansado, muy cansado, como cada noche que regreso de mi vivir, de mi

lucha de horarios y responsabilidades, de la soledad que mi amada me

condenó y así me echo en la cama buscando el descanso que no consigo.

Mi cuerpo y mi mente están agotadas de la lucha desigual.

Finalmente, el sueño penetra en mi mente y me arrastra a un laberinto que

no consigo comprender. Buscando una salido que no encuentro me voy

internando en la oscuridad y en el silencio buscando la paz, el olvido de

aquella que tanto amé

El laberinto es difícil de recorrer y es muy fácil, por cierto, perderse en él.

Oscuro, silencioso, sin principio ni final, sin memoria, sin auxilio solo la

oscuridad total

He dejado de luchar, he dejado de buscar la luz y creer en la libertad, la

libertad que no es tal. Prefiero vivir en el laberinto que me trae la paz sin

recuerdos olvidando sus besos y caricias sus promesas y finalmente sus

traiciones; que duelen como los carbones encendidos en mi piel.

Laberinto del sueño, no estaré vivo pero gracias a ti encontré la paz  y  nada, en mi laberinto, podrá arrastrarme al dolor que por ti sufrí.

¡Laberinto del sueño eres el descanso eres la gloria eres mi felicidad eres el bálsamo para mis heridas!

¡Laberinto del sueño que cuida de mi!

Mario Beer-Sheva


“Envejecer es como todo. Para alcanzar el éxito tienes que empezar joven” Fred Astaire.-


miércoles, 3 de mayo de 2017

**La Noche De Mi Corazón**






Me gusta ver la noche en su máxima oscuridad sin luna ni estrellas,

a lo lejos, en el firmamento, un relámpago rompe la oscuridad está

anunciando un trueno que llegará. Después; callada caerá de las

nubes la lluvia regando la tierra de los surcos, jardines y aguadas.

Dando vida a los arroyos que volverán a correr y bendición a los

animales que podrán saciar su sed.

Me gusta ver la noche silenciosa y en paz, algún trasnochado en una

esquina esperando quien sabe que, una pareja en un zaguán hablando

o escuchando al amor mientras besos robados o consentidos van

marcando el camino de promesas y deseos.

Me gusta ver la noche y también contemplar estrellas que vienen y

otras que van. Y en noche de luna me gusta espiarla a ella que tanto ve,

que tanto calla, que tanto sabe y que nunca hablará.

Soy hombre de la noche; mi corazón lo es, nos levantamos cuando el sol

ya no está y volvemos al descanso al regresar de la noche del cigarrillo

o del alcohol o de los brazos que mienten mientras hablan del amor que

nunca conocieron, ni conocerán.

La noche es mi confidente, es el bálsamo que escucha mis confesiones

hasta que el sueño abre sus brazos y me echo a dormir.

Mi corazón, como la noche, vive en la oscuridad, rodeado del silencio que

solo escucha su tic-tac.

¡Es la noche de mi corazón!

Mario Beer-Sheva


“Con palabras simples se expresaron ideas profundas

 


miércoles, 26 de abril de 2017

**Así Nace Un Poema**






Mis manos quietas descansan sobre el ordenador, la pantalla en blanco,

de pronto frases deshilvanadas van apareciendo como anunciando una

revelación.

Y leo:



“Comencé a amarla cuando la perdí, mientras era mía amé su cuerpo sin

pensar en sus sentimientos, mientras gozaba del placer que embrutece y

engaña que envilece y hace mal.”



Un pequeño respiro para ordenar mis ideas para esta “criatura” que está

por nacer.

Y continuo:



“Acaso el amor verdadero, que germina del deseo y florece con el correr

del tiempo, hasta hacerse fuerte para superar las tempestades de la vida y

aprender a amar sin concesiones ni tiempo ni lugar. Así nace el amor maduro el amor que persigue mis poemas”



Otro respiro y ya continuo.

Y para terminar:

El poema ha nacido, con su mensaje de amor, los invito que lo lean y puedan

disfrutarlo.

¡La mesa está servida; el poema los espera no pierdan la ocasión!

Mario Beer-Sheva


“No existe tiranía peor que la ejercida a las sombras de las leyes con

apariencia de justicia.” Montesqieu.- 




sábado, 22 de abril de 2017

**Embrujo**






Recuerdo todo…

Tus besos que mordían mi boca, el brillo de tus ojos que leían mis pensamientos, tu pelo que mis dedos acariciaban, tu piel que me llamaba

a la locura, tu voz que susurraba en mis oídos, tu risa como invitándome

al infierno, la cadencia en tu caminar como un barco en la borrasca.

Extraño todo…

Tus besos que ya no están, tus ojos que no recuerdo su color, tu pelo teñido

  y mal cortado, tu piel que tiene tu edad, tu voz de trasnoche y alcohol, tu risa que suena a farsa, tu caminar que ha perdido la elegancia.

¿Por qué aún la amo? ¿Qué pasó con mi voluntad, mi orgullo, mi amor

propio? ¿Donde fue a parar mi decencia mi hombría de bien?

Todo a muerto; solo queda el recuerdo de noches de agonía donde suplico

a gritos dejar de extrañar lo que fue y que ahora descansa en mi mente

afiebrada.

Embrujo de amor que llevaré conmigo hasta los últimos días de mi vivir.

Fascinación, embeleso, alucinación, encanto, trastorno, brujería: llámalo

como quieras.

¡Es embrujo de amor! o ¡Es un amor embrujado!

(no creo en las brujas pero que las hay las hay)

Mario Beer-Sheva.-


“Hombre civilizado no significa hombre mejor” José Narosky.-






jueves, 20 de abril de 2017

**Llámame Por Mi Nombre**






Llámame por mi nombre y te lo voy a agradecer, no me digas amigo,

vecino, compañero o algún otro calificativo que se te pueda ocurrir.

Tu ya sabes no quiero ser tu amigo, tu vecino o compañero quiero,

simplemente, verte a la mañana despertar y a la noche mientras te duermes tus sueños quiero vigilar.

Quiero sentir el calor de tu cuerpo porque eres un ser vivo y es lo que

transmites a mi piel que se llena de ilusión.

Quiero que mi imaginación trepe a las mayores alturas, llevándote en

mis brazos, buscando el sitio para que juntos podamos amarnos sin

tiempo ni razón.

Llámame por mi nombre y contigo estaré; si no lo haces no sabré quien

eres y te ignoraré.

Tu sabes que quiero ser tuyo; deja de fingir y dime que piensas y quizás

sientas lo mismo que yo. Si así no fuera prefiero perderte de vista que verte y sufrir por estar atado a la razón que no eres mía ni lo serás.

Y si en algún momento olvidas mi nombre grítame:

¡Amante, amante, amante!

Y en tus brazos, sin pensarlo, me tendrás.

Mario Beer-Sheva


¿Por qué santificar a un Dios que permitió Auschwitz ¿ Elie Wiesel.-

viernes, 14 de abril de 2017

**Viví Mi Vida**


**Viví Mi Vida**



Quiero contarle, a usted, que critica mi vida, que la viví porque

era mía y así a mi manera fui feliz; dejé amores y amigos que

aún hoy me recuerdan por las horas que con ellos compartí.

Rechacé al que hablaba mucho sin saber y aquellos que por su

silencio me hacían sospechar que podría ser traidores.

La ética y el honor: dos pilares que me indicaron el camino que

debía seguir, no permití el insulto a una mujer, el agravio a un

anciano, el castigo a un niño, el abandono a un animal.

Viví mi vida como quise vivirla y en ella cometí errores y algún

que otro acierto pero siempre fui consiente en decir: es mi vida

y así la quiero vivir.

Años pasaron, recuerdos que quedaron, de algunos estoy orgulloso

de otros no quiero hablar pero si a usted le digo que si tuviera otra

vida la viviría igual.

Solo algunos cambias haría: como conocer más paisajes, otros idiomas,

amar a árboles y flores, conocer más gente, estar atento al escuchar

una canción, besar más lento y sobre todo estar siempre enamorado de

un poema de una flor y de una mujer

Viví mi vida de la forma que quise vivirla y a usted que me critica le

pregunto:

¿Su vida la vivió a su manera o algo de ella no quiere recordar?

Mario Beer-Sheva


“Una relación humana requiere mil nudos. Y una brisa la desata.”

José Narosky.-    

jueves, 13 de abril de 2017


**Suma De Pensamientos**



Las 2 letras más egoístas:

“Yo” ¡Evítalas!



Las 3 letras más envenenadas:

“Ego” ¡Véncelas!



Las 5 letras más rápidas:

“Rumor” ¡Ignóralas!



Las 5 letras más odiosas:

“Celos” ¡Abandónalas!



Las 5 letras más usadas:

“Amor” ¡Valóralas!



Las 6 letras más placenteras:

“Sonríe” ¡Recuérdalas!



Las 7 letras más valiosas:

“Amistad” ¡Cuídalas!



Las 8 letras más satisfactorias:

“Nosotros” ¡Utilízalas!



Las 10 letras de más esfuerzo:

“Superación” ¡Alcánzalas!



Las 12 letras más poderosas:

“Conocimiento” ¡Adquiérelas!



Recopilado por: Mario Beer-Sheva.-


“No hay viento favorable para el barco que no sabe a donde va”

Lucio Anneo Séneca.-

martes, 7 de marzo de 2017

**Palabras Escritas**


 

 

Son solo palabras que nacen en mi corazón y luchan buscando

salir a la luz para que sean leídas o tal vez recitadas, por algún

cantor. No le temen al viento, pero si al olvido, y es por eso que

buscan volar muy lejos sembrando sus dichos, sus estrofas, que

como pequeños alfileres quieren clavar en sus lectores o en sus

escuchas y hasta los mismos que critican sin razón.

Palabras escritas cargando verdades, algunas con puños crispados

y otras con sonrisas en flor,  pero todas ellas nacidas en la vida

que solo demuestran experiencia y valentía, y sin mirar a quien,

dejan sus mensajes por igual.

Amo esas palabras porque nacen de mi; juegan en mi interior, hasta

madurar para después volar y volar como el hombre que siembra

arrojando sus semillas en el surco esperando que algún día sean

fruto de cosecha o de bondad.

Palabras escritas que no le temen al tiempo, ni al olvido, ni a la distancia,

ni al que dirán; palabras muy valientes de verdad.

Palabras escritas que saben y enseñan, que nacen de mi, y con la mayor

audacia cruzan mares y montañas, desiertos y ciudades, para todo aquel

que no le tiene temor a la realidad de lo que la vida le puede deparar.

¡No dejes de conocerlas, mal no te vendrán!

Mario Beer-Sheva


“Muchas son el barniz. Pocos son la madera.” José Narosky.-