lunes, 19 de febrero de 2018

**Calma Y Silencio**




La noche tiene esas cosas donde la calma se agranda y el silencio despierta buscando de esa manera preparar el día, que en unas horas, asomará sin luna

 ni estrellas.

Calma y silencio en el niño que duerme esperando aventuras para el próximo

 día. Calma y silencio para la mujer y el hombre que mañana deberán afrontar

 los mismos problemas de hoy. Calma y silencio para el abuelo que duerme

 poco y recuerda mucho. Calma y silencio para el trasnochado que regresa

 mareado arrepentido y con alguna lágrima como pidiendo perdón. Calma y

  silencio para la mujer que regresa contando el dinero que su profesión le dejó.

Calma y silencio para los que duermen sin pesadillas, para los que sueñan

con un mundo mejor, para aquellos que han confiado y hoy desconfían por la

 misma razón. Calma y silencio por aquellos que han pecado y hoy en la vejez

 buscan desesperado el perdón y la paz en su vivir; sin hallarlo ya que es tarde

 para arrepentir.

Y cuando los rayos del nuevo día asoman en el horizonte es el momento que la

calma y el silencio se llamen a retiro dejando abierta la puerta donde junto con

 el nuevo día la calma y el silencio huyan perdiéndose en las tinieblas con la

 promesa de volver trayendo la misma calma y el mismo silencio para beneficio

de nuestro descanso.

¡Calma y silencio, te esperamos, ya que tu nos das la energía para afrontar el  

nuevo día!

Es bueno reconocer…

Mario Beer-Sheva


“Lo más difícil en la vida es conocerte a ti mismo” Tales.-  




lunes, 12 de febrero de 2018

**Oración A Mi Bandera**






Quisiera poder escribir una oración como homenaje a quien me

cubrió, al llegar a sus costas, con el paño de la estrella celeste y

blanca dándome cobijo, ahuyentando mis miedos, secándome mis

lágrimas por haber abandonado el país en el cual nací.

…………………………………………………………………………….

Bandera; bandera mía, me gusta verte flamear, en lo más alto del

mástil, orgullosa por tus logros orgullosa por tus sueños llevados a

la realidad. De ti nuestros soldados heredaron tu valentía y la pasión

por la libertad. Tu nos enseñaste la igualdad de la democracia y la maldad

de la tiranía.

Gracias bandera; bandera mía, junto a tus colores aprendí a respetar las

razas, costumbres, religiones y creencias. Gracias por haberme permitido

conocer tu tierra que fuera la tierra de mis ancestros y hoy es mía.

 Me uno a aquellos que entregaron su vida para dejar como herencia su libertad; también yo ofrezco mi vida como así rechazo la esclavitud.

Bandera, bandera mía, escucha mi oración que surge del corazón de un judío agradecido que pretende formar una oración y solo con emoción

a los cuatro vientos grito con toda mi voz:

¡Gracias bandera, bandera mía, te entrego humildemente esta oración!

Mario Beer-Sheva


“Cuando espero del hombre me lastimo. Pero prefiero esperar…”

José Narosky.-




viernes, 2 de febrero de 2018

**Rojizo**






El sol de la mañana reflejaba en su pelo rojo, en el lomo, más claro

en sus flancos, y terminaba con un  rosa pálido en sus patas traseras

y delanteras.

Un rojo en degradé; como tintura aplicada sin saber como ni porque.

Su nombre: Lobo Rojo; un animal joven de solo tres años de 30 a 35

kilos dentadura completa, fuerte y firme, sus ojos de tono amarillo que

no dejaban de vigilar, sus orejas erguidas como faros que escuchan al

peligro llegar y una mandíbula como una prensa lista a cerrar.

Rojizo lentamente por el risco, paso a paso, desciende hacia el valle en

busca del agua del fresco arroyo junto a los árboles que le darán reparo

del invierno que está a comenzar. Detrás de él dos cachorros en fila y

cerrando el desfile la joven hembra cuidando la retaguardia.

De pronto Rojizo se detiene; unos patos salvajes levantan vuelo del río,

sus ojos amarillentos observan con atención buscando el motivo que

asustó a los voladores.

Son dos hombres; dos peligros, dos enemigos, con los cual tendrá que

enfrentarse y así a su familia proteger. Un apagado ruido de su garganta

avisa a su hembra que detenga su marcha conteniendo a los lobeznos

hasta salvar el peligro. Los dos hombres llevan en banderola sus armas

que hieren, matan y abren heridas donde la sangre fluye.

 Rojizo, del alto risco, afirma sus patas y flexionando sus traseras se alista

para el ataque. Como una flecha se lanza sobre uno de ellos que sin atinar

a nada recibe el mordisco en la yugular y bañado en sangre muere sin nada por hacer. Después a su compañero le clava los colmillos en su ingle

y con gran dolor el hombre muere bañado en la sangre de su mismo  cuerpo. ¡Las armas de nada le sirvieron!

El peligro a desaparecido; Rojizo enguada su boca en el fresco arroyo y

levantando su cabeza, de su garganta ruge un largo aullido avisando a su  hembra de su victoria para que ella y sus cachorros continúen el camino

al valle que será el refugio que los aguarda.

Rojizo es joven pero sabio durante tres años vivió en el peligro huyendo del cazador que mata por matar sin hambre ni razón.

Un pensamiento que pasa por su mente: A mis cachorros como lección debo contar y nunca deberán olvidar:

¡No teman al hombre armado que cree que el arma los libra de todo mal!

Mario Beer-Sheva


“No me preocupa el grito de los violentos, de los corruptos, de los deshonestos, de los sin ética. Lo que más me preocupa es el silencio de los buenos” Martín Luther King.-






domingo, 28 de enero de 2018

**Confucio Siempre Confucio**






1-    Todo tiene su belleza, pero no todos la pueden ver.

2-    La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna

 ni estrellas.

3-    No importa lo lento que vayas siempre y cuando no te detengas

4-    Nuestra mayor gloria no es caerse, sino levantarse cada vez que

lo hacemos

5-    Lo que el hombre superior busca está en si mismo; lo que el hombre

pequeño busca está en los demás.

6-    A menudo hay que cambiar en entre ser constante con la felicidad o

con la sabiduría.

7-    No nací en posesión del conocimiento. Amo la antigüedad allí donde la

busco y la encuentro.

8-    Si no pensamos en lo que está distante, solo encontraremos dolor cerca

nuestro.

9-    Aprender sin pensar es tiempo perdido; el pensamiento sin aprendizaje

es peligroso.

10-Recompensa la injuria con justicia, y recompensa la amabilidad con

          bondad.

     11-Los cautelosos rara vez se equivocan.

     12-El hombre superior no puede ser conocido en pequeños asuntos, pero se

          le puede confiar grandes preocupaciones. Al hombre pequeño no se le

          pueden confiar grandes preocupaciones pero se le puede conocer en

          pequeños asuntos

     13-El hombre superior es modesto en su discurso, pero sobresale en sus

          acciones.

     14-Es innecesario hablar de las cosas que ya están hechas y es innecesario

          culpar a las cosas que sucedieron en el pasado

     15-La virtud no te deja solo. El que la practica tendrá vecinos.

     16-Lo que no quieres que te hagan a ti. No se lo hagas a los demás.

     17-Cuando sabes algo, admitir que lo sabes y cuando no sabes algo, admitir

           que no lo sabes: eso es el conocimiento.

     18-Con arroz para comer, con agua para beber y mi brazo doblado como

           almohada, todavía encuentro la alegría. Las riquezas y los honores

           adquiridos por la injusticia son para mi como una nube flotando y

           efímera.

      19-Sin un conocimiento de las reglas de decoro, es imposible que la persona

            exista.

      20-Ir demasiado lejos es tan malo como quedarse corto.

       Recopilado por: Mario Beer-Sheva.-


       “Mientras te espero, ya estoy contigo” José Narosky.-




lunes, 22 de enero de 2018

**Quiero Tener Un Secreto Contigo**




**Quiero Tener Un Secreto Contigo**



Quiero: Cuando nuestros ojos se encuentren el brillo de nuestra picardía

asome en nuestras pupilas del secreto que compartimos y no debemos

divulgar. Y así de esta manera gozaremos sin tocarnos ni hablarnos solo

nuestros ojos sabrán porque.

Quiero que nuestro secreto nos una en la distancia en la noche o en el día,

en la soledad o en la compañía. Quiero que nos obligue a estar siempre

juntos, pase lo que pase, y al final de nuestros caminos, que seguramente

serán distintos, como en un último aliento, nuestro secreto viajará junto a   nosotros y lo remontaremos a la eternidad.

Un secreto contigo me cubriría de dicha haber conquistado la soledad de

tu corazón y tener cada uno la alegría que no pudimos tener. La vida fue

cómplice de nuestro encuentro, nuestras manos al estrecharnos despertó

nuestra piel, mientras nuestros corazones se enamoraron sin saber porque.

Quiero que nuestro secreto nos una en momentos de soledad o angustia

por vivir separados, cono dicta la sociedad, y poner sonrisas educadas en

lugar de las lágrimas amargas de un amor que no pudo ser.

¡Quiero tener un secretos contigo y gozar con él!

Quizás nos sirva de consuelo en la vejez…

Mario Beer-Sheva


“Cada vez que te veo siento un ardiente deseo de estar solo.”

Oscar Levant.-








domingo, 14 de enero de 2018

**Confesión**






Escucha con atención, ya que esta es mi confesión, que con la mayor

sinceridad te entregaré en el mayor secreto.

Tu fuiste mi primer amor, desde tierna juventud, los años contigo han

sido felices y hoy debo confesarte que me he vuelto a enamorar. El

amor hay veces que es traicionero y ataca sin contemplar. Te confieso

de verdad; al comienzo ignoré porque supo agasajarme conocer mis dolor  y viejas heridas. Calmó mis ansias, aplacó mis miedos, sin pedirlo abrió

 sus brazos ofreciéndome protección y seguridad. Nada a cambio pidió.

 ¡Sospeché de su actitud, pero nada malo encontré!

En poco tiempo fuimos amigos, me envolví en su bandera, conocí sus sueños, compartí sus ansias. Y después de ella me enamoré como la  primera ves. Hoy tarareo su himno y las lágrimas me nublan la visión, y

esas lágrimas, lo confieso sin inhibición, lloro como un niño que encuentra

a su madre perdida y me abrazo a ella con el mayor amor

………………………………………………………………………………….

Como explicarte, amor de siempre amor de mi vida, que en esta confesión

me sincero contigo al decirte que fuiste, durante muchos años, la dueña de

mi alma joven y tierna y hoy, con más edad, dueña de mi voluntad.

Hasta que ella apareció y robando parte de tu lugar en él se instaló como dueña y señora. Así perdí la voluntad y la comencé a amar.

Hoy dentro mío conviven dos amores, uno eres tu y otro es ella, tu la conoces

Su nombre es patria su apellido Israel.

¡Quiero morir en ella y que nuestros restos abonen la tierra que nos cobijó;

quizás de esta manera devolveremos el amor que de ella recibimos!

Gracias por entenderme.

Mario Beer-Sheva


¡Las leyes condenan al que roba un pan y absuelven a quien roba una ilusión!

José Narosky.-




domingo, 7 de enero de 2018

**Deseos Desde Israel**






Abre la puerta y deja que llegue a tu corazón, que inunde tu alma y sin

más levanta la copa que quiero brindar por la salud y la paz. Quiero

brindar por la confianza a nuestra tierra, a nuestro país, a nuestro hogar,

a nuestra casa, a nuestro castillo, a nuestro fuerte, a nuestra trinchera, a

la esperanza de un mundo mejor y que nosotros seamos partícipes de

ese sueño tantas veces demorado.

Por los amigos que se fueron pero dejaron la semilla del recuerdo en

nuestro ser, por los amigos que están y algunos de ellos podemos ver,

por otros, que la distancia no nos dejan llegar pero asombrados, como una

magia, presentimos el latir de su vivir.

Deseo, desde Israel, que nuestra tecnología como tentáculos gigantes

permita al mundo, como un abrazo triunfal, llegar a cada lugar que sea

necesario como un acto de amor y amistad.

Que el enemigo no exista, que el rencor, que solo produce dolor, sea devorado por el olvido, que el saludo sea una sonrisa y el adiós un pesar.

Deseo que el nuevo año sea la señal de la partida buscando la alegría y

el bienestar, sin mirar de donde viene ni adonde va, que la ayuda mutua sea el escudo que nos dé seguridad.

Son mis deseos desde Israel al mundo que sabe de nosotros como pueblo

de milagros y de fe.

¡Amen!

Mario Beer-Sheva


“Su madre debió quedarse con la cigüeña en lugar de él” Mae West.-

sábado, 30 de diciembre de 2017

**Levantemos La Copa**










La copa en alto; el nuevo año está con nosotros. Confiemos en el 2018,

en nuestro pueblo, en nuestra tierra, en los soldados que nos defienden.

Confiemos que nuestros enemigos entiendan que pueden vivir a nuestro

lado con la mayor confianza y con nuestro mayor respeto.

Confiemos que la inteligencia sea más sabia que el rencor. Confiemos

que el odio muera y en su lugar crezca la hierba de la concordia que dará sombra y alimentos a nosotros y a quienes vendrán.

Confiemos seguir siendo el ejemplo de la democracia con la cual nuestra

bandera nos cobija, como un escudo protector, contra la envidia de nuestros

enemigos y la desidia de nuestros vecinos.

La copa en alto mucho más alto. Que el resto del mundo sepa que aquí estamos

dispuestos a dar nuestra vida en ara

s de nuestros mas sagrados sentimientos.

El 2018 está a la puerta de comenzar su ciclo de doce meses, mientras nosotros, estaremos con los píes sobre nuestra tierra y nuestra cabeza bajo nuestro cielo construyendo con devoción el gran país que nos merecemos.

Amigos; levantemos la copa tan alta que se vea en el más allá y con voz clara

y firme digamos al mundo que estamos dispuestos de abrir nuestros brazos y

defender nuestra tierra en este año y en los años a venir.

Que el 2018 se llene de sueños y luego todos juntos luchemos para que esos

sueños se hagan realidad

¡A conquistar la que aún resta!

Amén

Mario Beer-Ssheva.-


“No observemos el paso de la vida. Viajemos en ella.” José Narosky.-


sábado, 9 de diciembre de 2017

**No Me Busques**












No me busques entre tus recuerdos, o entre tus pensamientos, y en los

días de tristeza no pienses en mi deja que tus lágrimas cumplan el

destino de llorar por un amor perdido que no supiste conservar.

A mi no me busques porque no podrás hallarme, no estoy en tus cartas,

que guardas con tanto secreto, o en algún pétalo de rosa seco que

escondes en el libro de poesías con el cual te dormías y soñabas con la

dicha de la felicidad que presentías.

No pierdas tiempo no soy parte de tu historia fui solo una anécdota que

conociste al pasar, en aquel verano caluroso, que yo pintaba mientras tu

leías en la orilla del mar; en un momento nuestros ojos se encontraron

y como la llama que hipnotiza a la mariposa me entregué a la locura del

amor que ciega y en un suspiro me enamoré de ti.

Quedé soldado a tu cuerpo, a tus caprichos, a tus humores, fui un prisionero

ejemplar: dejó de haber familia y amigos solo tu llenabas mis días solo tu

hacía mis noches de locura y de pasión. Olvidé mis dibujos que quedaron

en un rincón, junto a mis seres queridos, a mis amigos, a mi honor.

Y los años, como es costumbre, fueron pasando nuestros cuerpos por costumbre

fue envejeciendo tu continuaste con tus lecturas mientras yo a mis pinturas

las arrojé al mar

No me busques no me podrás encontrar el mar se encargó de pinceles y pinturas

yacen en el fondo del mar, del olvido, de lo que fue una anécdota de sol y calor.

¡No me busques, lo nuestro nunca pasó!

Mario Beer-Sheva


“No llores porque terminó, sonríe porque sucedió” Gabriel García Márquez      

martes, 28 de noviembre de 2017

**Pudiera Ser**












Pudiera ser que en esta vida o en otra, si la hubiera, mis palabras te

hagan conocer mis sentimientos hacia ti y pudiera ser que me mires

a los ojos y veas reflejado mi amor sincero y leal.

Pudiera ser que escuches mis lamentos, y entre mis lamentos, escucharas

como repito tu nombre en una letanía, como un rezo, pidiendo por mi

vida sin proyecto, sin alegría, ante tu indiferencia total.

Pudiera ser y espero que sea que mi presencia llame tu atención y que

al mirarme, por el brillo de mis ojos, veas lo que pasa en mi corazón.

Pudiera ser que te enamores de mi; entonces caeré rendido a tus píes y

nadie podrá amarte y cuidarte como yo lo haré; será el comienzo de

nuestra felicidad.

Pudiera ser que los años transcurran sin sobresaltos y en un tiempo la

vejez con sus achaques y lamentos lleguen a nuestras vidas; verás

entonces que juntos seremos más que dos.

Pudiera ser que yo me valla primero; en ese caso te pido perdón por

dejarte sola en la forzada separación en la compañía de tu dolor.

Pudiera ser que tu partas antes; en ese caso puedo asegurarte que nadie

podrá remplazarte en mi angustiado corazón.

Pudiera ser que el dolor de mi soledad me mantenga vivo hasta que un

día, seguramente, nos encontremos los dos.

¡Pudiera ser y espero que así sea; mi irremplazable gran amor!

Mario Beer-Sheva


“Solo cuando volamos no corremos el riego de caer” José Narosky.-